628 131 131 8:00 a 17:30h (Viernes hasta 14:00h.)
Asistencia Técnica hola@fijaplast.com
Entregas 48/72H Envíos gratis desde 120€
Tu oferta personalizada

No hay productos en tu lista

Productos en tu cesta

No hay productos en tu cesta

Finalizar compra

Plásticos retráctiles

El plástico retráctil, usado ampliamente en embalajes, encoge al exponerse al calor, ofreciendo tanto protección como mayor estabilidad a productos. Su versatilidad y eficiencia lo convierten en una herramienta esencial en la industria del embalaje moderno.

¿Qué es el retractilado?

El retractilado o termorretracción es un proceso que implica el uso de un plástico específico, conocido como plástico retráctil. Este material tiene la propiedad de reducir su tamaño cuando se expone a una fuente de calor, adaptándose firmemente a la forma del objeto que envuelve.

 

De este modo, el plástico retráctil es comúnmente utilizado en el embalaje para garantizar que los productos estén bien protegidos y sellados durante su transporte y almacenamiento. Los rollos de plástico se colocan alrededor de los productos y, con la aplicación de calor, generalmente mediante una pistola de calor o un túnel de retracción, el plástico se encoge y se adapta de manera estrecha y segura al contorno del producto.

Beneficios que aporta el plástico retráctil

El plástico retráctil ofrece numerosas ventajas, entre las que destacan:

 

  • Protección: Ofrece una barrera contra polvo, humedad y otros contaminantes externos que pueden dañar el producto.
  • Estabilidad: Ayuda a mantener los productos unidos, lo que reduce el riesgo de daños durante el transporte.
  • Apariencia profesional: Al envolver productos con un acabado limpio y ajustado, mejora la presentación y el valor percibido de los artículos.
  • Reducción de residuos: El plástico retráctil utiliza solo la cantidad necesaria de material, minimizando el desperdicio.
  • Versatilidad: Se adapta a productos de diversas formas y tamaños, desde alimentos y bebidas hasta electrónica o juguetes.

¿Cómo se debe manipular el plástico retráctil?

Saber cómo manejar el plástico retráctil es esencial para garantizar la máxima eficacia y seguridad. A continuación, se indican algunos pasos y precauciones a seguir:

  • Selección del material: Hay que asegurarse de elegir el tipo de plástico retráctil adecuado para el producto en cuestión, teniendo en cuenta factores como el peso, la forma o la naturaleza del artículo.
  • Uso de herramientas adecuadas: Es necesario utilizar pistolas de calor o túneles de retracción específicos, garantizando una retracción uniforme y evitando posibles daños.
  • Evitar el sobrecalentamiento: Un calor excesivo puede dañar el plástico, haciéndolo demasiado delgado o causando agujeros. Es esencial aplicar el calor de manera uniforme y controlada.
  • Seguridad: Siempre hay que utilizar guantes resistentes al calor y gafas protectoras al trabajar con plástico retráctil y herramientas calientes. También es recomendable trabajar con buena ventilación para evitar la inhalación de vapores.
  • Almacenamiento: Guardar los rollos de plástico retráctil en un lugar seco y alejado de fuentes de calor directo permitirá mantener sus propiedades.

 

Suscríbete a nuestro Newsletter

Buzón de sugerencias

Queremos conocer tu opinión

¡Cuéntanos tu experiencia con nosotros! puedes hacerlo indicando tus datos, estaremos encantados de ponernos en contacto contigo tras analizar tu experiencia. Si por el contrario decides hacerlo de forma anónima, seguro nos será de gran utilidad para seguir mejorando.