628 131 131 7:00 a 15:00h
Asistencia Técnica hola@fijaplast.com
Entregas 48/72H Envíos gratis desde 120€
Tu oferta personalizada

No hay productos en tu lista

Productos en tu cesta

No hay productos en tu cesta

Finalizar compra

Noticias

Reduciendo el desperdicio alimentario en España a través de soluciones de embalaje eficientes: Un enfoque integral

Reduciendo el desperdicio alimentario en España a través de soluciones de embalaje eficientes: Un enfoque integral

Noticias de interés

¿Qué es el desperdicio alimentario?

Definición y contexto

El desperdicio alimentario es un problema global que afecta a todas las etapas de la cadena de suministro, desde la producción agrícola hasta el consumo final en los hogares. Se define como la pérdida de alimentos aptos para el consumo humano que se descartan o no se utilizan de manera eficiente. Este fenómeno no solo tiene implicaciones económicas, sino también sociales y ambientales, ya que implica el despilfarro de recursos naturales y la generación de emisiones de gases de efecto invernadero. 

Estadísticas globales y locales

A nivel mundial, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que aproximadamente un tercio de los alimentos producidos para consumo humano se pierde o desperdicia cada año. Esta cifra representa un desafío significativo para la seguridad alimentaria y la sostenibilidad del sistema alimentario global. 

En España, el desperdicio alimentario también es un problema preocupante. Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), en 2021 se desperdiciaron 1,2 millones de toneladas de alimentos en los hogares, lo que equivale a 28 kg por persona al año.

Por parte de la industria, en 2020 se reportaron pérdidas por valor de casi 25 millones de euros a causa del desperdicio alimentario.

Si tenemos en cuenta a las distribuidoras, según datos de 2018, el 0,80% de todos los productos comercializados acabaron siendo desperdiciados.

Como podemos observar, este desperdicio se produce en todas las etapas de la cadena, desde la producción agrícola hasta la distribución y el consumo en hogares y restaurantes.

Impacto económico y ambiental

El desperdicio alimentario tiene un impacto económico significativo en España. Se estima que las pérdidas económicas asociadas al desperdicio de alimentos ascienden a 132.000 millones de euros al año en toda la Unión Europea. Estos costes incluyen no solo el valor de los alimentos desperdiciados, sino también los recursos utilizados en su producción, transporte y almacenamiento. 

Además del impacto económico, el desperdicio alimentario también tiene graves consecuencias ambientales. La producción de alimentos requiere grandes cantidades de agua, energía y tierra, y su desperdicio implica el despilfarro de estos recursos. Asimismo, la descomposición de los alimentos en vertederos genera emisiones de metano, un potente gas de efecto invernadero que contribuye al cambio climático. 

La importancia de reducir el desperdicio alimentario para las empresas 

Beneficios económicos

La reducción del desperdicio alimentario no solo es una cuestión de responsabilidad social, sino que también puede generar importantes beneficios económicos para las empresas. Al optimizar la gestión de los alimentos y reducir las pérdidas, las empresas pueden mejorar su eficiencia operativa, reducir costes y aumentar su rentabilidad

Por ejemplo, una empresa que implemente medidas para reducir el desperdicio en su cadena de suministro puede ahorrar en costes de producción, almacenamiento y transporte. Además, al aprovechar al máximo los alimentos, puede aumentar la cantidad de producto disponible para la venta, lo que se traduce en mayores ingresos. 

Responsabilidad social corporativa 

La lucha contra el desperdicio alimentario es un componente clave de la responsabilidad social corporativa (RSC) de las empresas. Los consumidores cada vez son más conscientes del impacto ambiental y social de sus decisiones de compra, y valoran a las empresas que se comprometen con la sostenibilidad y la reducción del desperdicio. 

Las empresas que adoptan prácticas responsables en la gestión de alimentos pueden mejorar su imagen de marca, fortalecer su reputación y atraer a nuevos clientes. Además, pueden contribuir a la construcción de un sistema alimentario más justo y sostenible, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

Cumplimiento de regulaciones ambientales

En España, existen diversas normativas y regulaciones que buscan prevenir y reducir el desperdicio alimentario. Por ejemplo, la Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario, establece objetivos de reducción del desperdicio y promueve la donación de alimentos excedentes a organizaciones benéficas. 

Las empresas que no cumplan con estas regulaciones pueden enfrentarse a sanciones económicas y dañar su imagen pública. Por lo tanto, es fundamental que las empresas se adapten a la normativa vigente y adopten prácticas responsables en la gestión de alimentos. 

¿Qué son las soluciones de embalaje eficientes?

Definición y características clave 

Las soluciones de embalaje eficientes son aquellas que permiten proteger y conservar los alimentos de forma óptima, prolongando su vida útil y reduciendo el riesgo de deterioro o contaminación. Estas soluciones se caracterizan por: 

  • Materiales adecuados: Utilización de materiales que protejan los alimentos de factores externos como la luz, la humedad, el oxígeno y los microorganismos. 
  • Diseño optimizado: Diseño que minimice el espacio ocupado y facilite el transporte, reduciendo así los costes logísticos y el impacto ambiental. 
  • Tecnologías avanzadas: Incorporación de tecnologías que permitan controlar la atmósfera interna del envase, monitorizar la temperatura y la humedad, o indicar el estado de frescura del producto. 
  • Información clara: Etiquetado claro y preciso sobre el producto, su conservación y fecha de caducidad. 

Materiales innovadores

Los avances en la ciencia de los materiales han permitido desarrollar nuevos materiales de embalaje con propiedades mejoradas para la conservación de alimentos: 

  • Películas plásticas con propiedades de barrera mejoradas: Estas películas evitan la entrada de oxígeno y humedad, lo que ayuda a mantener los alimentos frescos durante más tiempo. 
  • Materiales biodegradables y compostables: Estos materiales se descomponen de forma natural en el medio ambiente, reduciendo la generación de residuos y el impacto ambiental. 
  • Recubrimientos comestibles: Estos recubrimientos, aplicados sobre frutas y verduras, actúan como una barrera protectora, retrasando su deterioro y prolongando su vida útil. 

Tecnologías avanzadas en embalaje 

La incorporación de tecnologías avanzadas en el embalaje ofrece nuevas posibilidades para la conservación de alimentos como: 

  • Etiquetas inteligentes: Estas etiquetas cambian de color para indicar el estado de frescura del producto, lo que permite a los consumidores tomar decisiones informadas sobre su consumo. 
  • Sensores de temperatura y humedad: Estos sensores monitorizan las condiciones ambientales dentro del envase, alertando sobre posibles problemas que puedan afectar la calidad del producto. 
  • Sistemas de envasado al vacío y en atmósfera modificada: Estos sistemas eliminan el aire del envase o modifican su composición para crear un ambiente óptimo para la conservación de los alimentos. 

Ventajas de las soluciones de embalaje eficientes 

Prolongación de la vida útil de los productos 

La principal ventaja de las soluciones de embalaje eficientes es su capacidad para prolongar la vida útil de los alimentos. Al protegerlos de factores externos que aceleran su deterioro, como la luz, el oxígeno y la humedad, estos embalajes permiten mantener los alimentos frescos durante más tiempo, reduciendo así el desperdicio

Reducción de costos operativos

La prolongación de la vida útil de los productos se traduce en una reducción de los costes operativos para las empresas. Al disminuir el desperdicio de alimentos, se reducen los costes de producción, almacenamiento y transporte. Además, se optimiza el uso de recursos como agua y energía, lo que contribuye a la sostenibilidad de la empresa.

Mejora en la logística y transporte

Los embalajes eficientes suelen ser más ligeros y compactos que los embalajes tradicionales, lo que facilita su transporte y almacenamiento. Esto se traduce en una reducción de los costes logísticos, ya que se puede transportar una mayor cantidad de producto en el mismo espacio. Además, los embalajes eficientes suelen ser más resistentes, lo que reduce el riesgo de daños durante el transporte. 

Minimización de residuos

La utilización de materiales reciclables, biodegradables o compostables en los embalajes contribuye a minimizar la generación de residuos y el impacto ambiental asociado. Estos materiales se descomponen de forma natural en el medio ambiente o pueden ser reciclados para fabricar nuevos productos, lo que reduce la necesidad de extraer nuevos recursos naturales. 

Aumento de la satisfacción del cliente

Los consumidores valoran cada vez más los productos frescos y de calidad, así como las empresas que se preocupan por el medio ambiente. El uso de soluciones de embalaje eficientes puede mejorar la imagen de marca de la empresa, transmitir un mensaje de compromiso con la sostenibilidad y aumentar la satisfacción del cliente.

Ejemplos de soluciones de embalaje eficientes

Embalajes inteligentes con sensores de frescura

Los materiales biodegradables y compostables son una alternativa sostenible a los plásticos tradicionales. Estos materiales se descomponen de forma natural en el medio ambiente, reduciendo la generación de residuos y el impacto ambiental. Algunos ejemplos de materiales biodegradables y compostables utilizados en el embalaje de alimentos son el ácido poliláctico (PLA), el almidón de maíz y la celulosa. 

Film Alimentario: Un Aliado Esencial en la Conservación de Alimentos

El film alimentario, fabricado sobre todo con polietileno o PVC, es indispensable en la industria alimentaria y en los hogares. Sus principales ventajas radican en su capacidad para conservar los alimentos frescos por más tiempo, gracias a su barrera protectora contra la contaminación y la oxidación. Además, su flexibilidad permite adaptarse a diferentes formas y tamaños, evitando derrames y facilitando la identificación del contenido gracias a su transparencia. Su versatilidad lo hace ideal para diversas aplicaciones, desde la conservación de alimentos en el hogar hasta su uso en la industria alimentaria y en la cocina. 

Es importante destacar que, al estar en contacto directo con los alimentos, los films alimentarios están sujetos a estrictas normativas de seguridad para garantizar que no transmitan sustancias tóxicas o perjudiciales a los alimentos. En cuanto a su reciclabilidad, el PVC alimentario, a diferencia del PVDC, es reciclable y muchos envases de este material se fabrican a partir de PVC reciclado. 

Sistemas de atmósfera controlada 

Los sistemas de atmósfera controlada (MAP) modifican la composición de gases en el interior del envase para crear un ambiente óptimo para la conservación de los alimentos 
Estos sistemas retrasan el proceso de maduración y respiración de los alimentos, lo que prolonga su vida útil y mantiene su calidad. Se utilizan comúnmente en el envasado de frutas, verduras, carnes y productos lácteos.

Tecnologías de sellado hermético

Las tecnologías de sellado hermético, como el sellado por inducción o el termosellado, garantizan la integridad del envase y evitan la entrada de aire y humedad, factores que aceleran el deterioro de los alimentos. En esta gama Fijaplast cuenta con empaquetadoras automáticas en acero inoxidable o con retractiladoras semiautomáticas ideales para el sector alimentario. Estos sellos herméticos también protegen los alimentos de la contaminación por microorganismos, lo que contribuye a su seguridad alimentaria.  

Implementación de soluciones de embalaje eficientes

Evaluación de necesidades y selección de proveedores

La implementación de soluciones de embalaje eficientes comienza con una evaluación exhaustiva de las necesidades específicas de cada producto y de la cadena de suministro. Es importante considerar factores como el tipo de alimento, su vida útil, las condiciones de transporte y almacenamiento, y las preferencias del consumidor. 

Una vez identificadas las necesidades, es crucial seleccionar proveedores de confianza que ofrezcan soluciones de embalaje de calidad y adaptadas a los requisitos específicos. Es recomendable comparar diferentes proveedores y evaluar sus productos en términos de rendimiento, costo y sostenibilidad.

Capacitación del personal

La implementación de nuevas soluciones de embalaje puede requerir cambios en los procesos de trabajo y en la forma en que el personal interactúa con los productos. Por lo tanto, es fundamental capacitar al personal en el manejo y uso correcto de los nuevos embalajes. Esto incluye aspectos como la preparación del producto, el sellado del envase, el etiquetado y el almacenamiento. 

La capacitación adecuada garantiza el uso efectivo de los embalajes y el máximo beneficio en cuanto a conservación de alimentos y reducción del desperdicio. 

Integración con sistemas existentes

Las soluciones de embalaje eficientes deben integrarse con los sistemas de producción, almacenamiento y transporte existentes para garantizar una cadena de suministro fluida y eficiente. Esto implica adaptar los procesos y equipos para acomodar los nuevos embalajes, así como establecer protocolos de comunicación y coordinación entre los diferentes actores de la cadena. 

La integración exitosa de las soluciones de embalaje con los sistemas existentes es clave para optimizar la gestión de los alimentos, reducir los costos operativos y minimizar el riesgo de desperdicio.

Monitoreo y evaluación de resultados

Una vez implementadas las soluciones de embalaje eficientes, es importante realizar un seguimiento continuo de los resultados para evaluar su eficacia y identificar áreas de mejora. Esto implica establecer indicadores de desempeño, como la reducción del desperdicio alimentario, la prolongación de la vida útil de los productos, la satisfacción del cliente y los costes operativos. 

El monitoreo y la evaluación de los resultados permiten a las empresas tomar decisiones informadas sobre la gestión de sus embalajes y ajustar sus estrategias para maximizar los beneficios y minimizar los riesgos. 

Casos de estudio en España 

Grupo Lence: Reducción del Consumo de Plástico y Mejora de la Estabilidad de Carga

En el caso de Grupo Lence, empresa líder en la industria láctea en España, la colaboración con Fijaplast se centró en la reducción del consumo de plástico y la mejora de la estabilidad de la carga en sus procesos de embalaje. A través de la implementación de un nuevo método de envoltura de palets y la utilización de film de bajo micraje con nanotecnología, se logró una reducción de más del 50% en el consumo de plástico. Además, la nueva solución de embalaje proporcionó una mayor estabilidad a los palets, evitando no conformidades en la recepción de mercancía por parte de los clientes. 

Pescanova: Reducción del Plástico y Mejora de la Eficiencia en el Embalaje de Productos del Mar

Pescanova, multinacional española especializada en productos del mar, también se benefició de las soluciones de embalaje eficientes ofrecidas por Fijaplast. Mediante la implementación de un film de 15 micras y la optimización del proceso de enfardado, Pescanova logró una reducción significativa del consumo de plástico, alcanzando un 44% en su planta de Chapela y un 68% en la planta de Porriño. Además, se mejoró la fuerza de sujeción de los palets y se redujo la memoria de retracción, lo que se tradujo en una mayor eficiencia y optimización del proceso de embalaje. 

Aceites Maeva: Reducción del Consumo de Plástico y Mejora de la Economía Circular 

Aceites Maeva, empresa multinacional de origen familiar con una tradición centenaria en la producción de aceite de oliva virgen extra, también ha implementado soluciones de embalaje eficientes en colaboración con Fijaplast. Con la tecnología ONFIX, que permite realizar pruebas in situ con los palets, y la implementación de film Guardian de 10 micras, se logró reducir el 80 % en el consumo de plástico. Además, la adquisición de máquinas de última generación ha mejorado la productividad y reducido los costes, y se han reducido los incidencias y problemas de calidad, asegurando que el producto llegue en perfecto estado al cliente final. 

Desafíos y consideraciones en la implementación 

Costos iniciales de inversión

Uno de los principales desafíos en la implementación de soluciones de embalaje eficientes es el costo inicial de inversión. La adquisición de nuevos materiales, tecnologías y equipos puede requerir una inversión significativa, especialmente para las pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, es importante considerar el retorno de la inversión a largo plazo, ya que la reducción del desperdicio alimentario y la optimización de la cadena de suministro pueden generar ahorros considerables. 

Adaptación a nuevas tecnologías 

La adopción de tecnologías avanzadas en el embalaje puede requerir un proceso de adaptación y aprendizaje por parte del personal. Es fundamental ofrecer formación adecuada y garantizar un soporte técnico continuo para asegurar una implementación exitosa y maximizar los beneficios de las nuevas tecnologías. 

Gestión del cambio organizacional 

La implementación de nuevas soluciones de embalaje puede implicar cambios en los procesos y la cultura organizacional. Es importante gestionar el cambio de forma adecuada, involucrando a los empleados en el proceso, comunicando los beneficios de la iniciativa y brindando apoyo y capacitación para facilitar la transición. 

Regulaciones y normativas 

En España, el embalaje de alimentos está sujeto a diversas regulaciones y normativas, tanto a nivel nacional como europeo. Estas regulaciones establecen requisitos sobre los materiales utilizados, el etiquetado, la seguridad alimentaria y la gestión de residuos. Es fundamental que las empresas conozcan y cumplan con estas regulaciones para evitar sanciones y garantizar la seguridad y calidad de sus productos. 

Conclusiones 

El desperdicio alimentario es un problema complejo con graves consecuencias económicas, sociales y ambientales. Sin embargo, mediante la implementación de soluciones de embalaje eficientes, las empresas pueden contribuir significativamente a reducir este problema. 

Los embalajes eficientes, gracias a sus materiales innovadores y tecnologías avanzadas, permiten prolongar la vida útil de los alimentos, reducir los costes operativos, mejorar la logística y transporte, minimizar la generación de residuos y aumentar la satisfacción del cliente. 

A pesar de los desafíos que pueden surgir en la implementación, como los costes iniciales de inversión y la necesidad de adaptación a nuevas tecnologías, los beneficios a largo plazo de las soluciones de embalaje eficientes son innegables. 

En España, empresas líderes como Pescanova, Aceites Maeva y Grupo Lence han demostrado que la inversión en embalajes eficientes es una estrategia rentable y sostenible que beneficia tanto a las empresas como al medio ambiente y a la sociedad en su conjunto. 

Referencias

Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). (2023). Estrategia «Más alimento, menos desperdicio». Gobierno de España. 

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). (2023). El estado mundial de la agricultura y la alimentación 2023. FAO. https://www.fao.org/publications/sofo/es/ 

Fijaplast. (2023). Soluciones de embalaje. https://fijaplast.com/

García, J. L., & Martínez, M. (2022). El desperdicio alimentario en España: situación actual y perspectivas de futuro. Revista Española de Estudios Agrosociales y Pesqueros, (269), 127-152. 

González, S., & López, A. (2021). Innovaciones en el embalaje de alimentos: hacia una mayor sostenibilidad y eficiencia. Revista de la Industria Alimentaria, 48(3), 25-38. 

Rodríguez, P., & Sánchez, J. (2020). La importancia del embalaje en la reducción del desperdicio alimentario: un estudio de caso en el sector hortofrutícola. Revista de Ciencias Agrarias, 37(2), 85-98. 

Comisión Europea. (2011). Directiva 2011/83/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2011, sobre los derechos de los consumidores. Diario Oficial de la Unión Europea, L 304/64. 

Presidencia Española del Consejo de la Unión Europea. (s. f.). ¿Qué hace la UE para reducir el desperdicio alimentario. https://spanish-presidency.consilium.europa.eu/es/noticias/que-hace-ue-reducir-desperdicio-alimentario/

Suscríbete y consigue nuestra calculadora de ahorro de film para reducir tu consumo de plástico

Buzón de sugerencias

Queremos conocer tu opinión

¡Cuéntanos tu experiencia con nosotros! Puedes hacerlo indicando tus datos, estaremos encantados de ponernos en contacto contigo tras analizar tu experiencia. Si por el contrario decides hacerlo de forma anónima, seguro nos será de gran utilidad para seguir mejorando.